¿Por qué el Banco Carregosa?



¿Qué mejor banco de inversión para cuidar de los clientes de un banco que se dedica principalmente a la protección y apreciación del patrimonio? Ahorro e inversión son las dos principales áreas de actividad del Banco Carregosa. La concesión de créditos es un área complementaria y considerada principalmente con propósito de invertir en valores mobiliarios.
 
El Banco Carregosa es un banco creado a medida de sus clientes. Antes de avanzar a banco, LJ Carregosa ya tenía clientes de varias generaciones de la misma familia. Así que, desde su creación, el banco ha sido diseñado para adaptarse al perfil de los clientes. Por otra parte, sólo un banco que no priveligia la masificación puede asegurar la atención y dedicación a la necesidad de cada cliente.
 
El servicio personalizado es la característica más importante en nuestra relación. La segunda es la proximidad. Equipos pequeños son más ágiles y más eficientes cuando se trata de supervisión de las necesidades de un cliente. En el Banco Carregosa, el horario y local de atendimiento son decididos por el cliente o por lo menos siempre que le sea conveniente.
 
El Banco Carregosa en cuanto institución secular, ha sido capaz de dar a lo largo de los años, pequeños pero seguros pasos. Nuestro lema es ser fiduciario, y lo preservamos hace casi 200 años. La solidez del banco y la seguridad de los clientes, que no abdicamos, son nuestro mejor activo. Proteger y valorar el patrimonio de los clientes significa, en primer lugar, gestionar la institución con un poco de conservadurismo, no corriendo riesgos que no pueda, con un buen margen de seguridad, soportar.
 
Los equipos que el Banco Carregosa pone al servicio de los clientes son experimentados, competentes y se sometieron a un proceso de selección exigente. Las estructuras en las que operan son las indispensables para que se cumplan los objetivos de la actividad y los niveles jerárquicos limitados a lo estrictamente necesario. Esto lleva a que el flujo de información fluya de manera eficiente y que el cliente pueda, por ejemplo, tener acceso directo a la Administración.